Historia

El topónino de Marines procede del latino hispánico y diminutivo MERIDINES; que el pueblo árabe vacilaba pronunciando con su acento Merines/Marines; que los valencianos prefirieron la forma Marines, por su analogía con Pardines; que la gente castellano-parlante de otros pueblos lo adaptaban a su fonética como Marinas; pero que sus habitantes prefirieron  conservar y perpetuar la forma valenciana Marines.

 

Entre los siglos VII al XI, en el núcleo antiguo, existió un asentamiento islámico de tipo “alquería” o poblado de pocas casas. El Marines islámico y medieval no pasó de las 20 o 30 familias. La repoblación del siglo XVII, efectuada por cristianos viejos, fue muy dificultosa ya que uniendo Olocau, Marines y Gátova, reunían tan sólo 34 casas habitadas en 1646. A partir de ese momento, y tras las crisis pestíferas de 1648-1652, se inicia una segunda etapa de repoblación y de recuperación agrícola, explicándose así las 22 familias residentes en Marines en 1660.

 

A partir de 1800 se produce un ascenso demográfico, acompañado de grandes roturaciones de terrenos montuosos y de una intensificación en los usos del bosque. Pero tras una época de prosperidad oleica y vinícola a fines del siglo XIX, la economía local sufriría por la crisis de la filoxera, que diezma las viñas del Camp de Túria, dejando sin trabajo a muchos jornaleros y supone la emigración progresiva de mano de obra.

 

En 1952, el Ayuntamiento expone a la Diputación de Valencia y a otras instituciones públicas, el precario estado de la vida económica del pueblo, cuyos vecinos se marchan por falta de trabajo, y se solicita ayuda económica para paliar esto, requiriéndose la ejecución de las siguientes medidas:

- Desvío de las aguas, con la construcción de un amplio canal que circunde la parte alta de la población, para evitar inundaciones, lo que sucedería en 1957.

- Ampliación de terrenos para edificar una escuela y vivienda de maestros.

- Favorecer la comunicación viaria para el transporte de cosechas y abonos que hasta el momento se hacían a mulo, con la ejecución del camino vecinal de Marines a la Carretera de Llíria-Casinos.

- Además las casas eran las de siempre, construidas con piedra de rodeno y arcilla roja de un afloramiento trifásico.

 

El 14 de octubre de 1957, en medio de un temporal que produjo el desbordamiento del Carraixet y del Túria, y la inundación de la ciudad de Valencia, un inmenso alud de tierra y rocas de rodeno, se precipitó sobre las calles de Marines. Las consecuencias fueron la muerte de seis personas y destrozos en la mayoría de los casas irreparables y un éxodo masivo que dejó la localidad en 569 Habitantes.

 

Tras innumerables gestiones por parte del Ayuntamiento, para abandonar el pueblo se barajaron dos hipotéticos emplazamientos: el Mas de la Torre d’en Conill (Bétera) o el Mas de la Maimona (Llíria). Se optó por la segunda opción, porque posibilitaba la continuidad espacial entre el viejo termino y el nuevo emplazamiento. El 9 de octubre de 1959, el Consejo de Ministros aprobó la adquisición de la finca y haciendo participar al Instituto Nacional de Colonización para la reparcelación de la masía, plantar naranjas, y proporcionar agua a los futuros colonos(compra del Pla de les Avenes y el Pozo del Francés).

 

En 1961 empezaron las obras del nuevo núcleo de población, tomándose como modelo las pueblas de conolización extremeñas del contemporáneo Plan de Badajoz de desarrollo agrario. Una vez finalizadas las obras, se sortearon los lotes de colonización, correspondiendo a cada vecino agricultor unas cuatro hanegadas de cítricos y otras cuatro de huerta. Se proveyeron lotes especiales para gente de avanzada edad y locales de comercio. Con todo listo el  traslado de todos se realizó principalmente entre los días 12 y 22 de octubre de 1967.

 

El 30 de noviembre de 1967, se aprobó el Decreto 3.038/1967, por el que se reconstituía el nuevo municipio de Marines, con sede en el nuevo emplazamiento del Camp de Túria. La ubicación del núcleo antiguo de Marines, a 445 de altitud, rodeado de montes, era muy diferente al situado en el llano a 220 m. El nuevo Marines, era un pueblo de colonización agrícola y con un espacio racionalmente organizado, de calles anchas y regulares, con su centro en la plazo donde recae la iglesia y el Ayuntamiento.

 

En 1967 también se terminaron las obras del pantano de Loriguilla, en la Serranía, y 54 familias procedentes del municipio afectado de Domeño fue destinado a Marines; aunque las numerosas gestiones retrasarían su traslado hasta enero de 1973; y la adjudicación provisional de las casas y los nuevos lotes de tierra hasta 1976.
 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30